Psicólogo Especialista en Depresión en Alcalá de Guadaíra

A veces, la depresión es pensar que no tenemos razones para sentirnos así. Todo sufrimiento es válido y tienes derecho a encontrar soluciones.

    ¿Cómo se vive la depresión?

    Si estás leyendo esto, es posible que sientas que la vida se hace cada vez más agotadora. Falta de energía, un vacío distante difícil de identificar. Soledad. Piensas que no tienes razones para sentirte así, y lo peor: tus familiares y amigos están de acuerdo. Intentan que estés bien y pones una sonrisa para no decepcionar, pero hacer aquello que antes disfrutabas cada vez tiene menos sentido. Y ahora viene la inevitable pregunta: ¿Qué puedo hacer para salir de esta situación?

    wepik 202249 114849

    He visto de primera mano lo que hacemos las personas cuando encontramos un problema. Y sí, pedir ayuda es siempre la última opción. Si te has encontrado en alguna de esas situaciones, es probable que hayas acudido a muchos remedios antes: apuntarte a miles de cosas (para solo acabar más frustrado/a), hacer más deporte, o quizás has probado alguna receta mística. Es parte de nuestra naturaleza intentarlo todo antes que admitir que somos vulnerables. Pero pasarnos la vida huyendo del sufrimiento supone que lo positivo no tenga lugar. A largo plazo, seguimos perdiendo.

    pexels keenan constance 2865901 scaled

    La depresión puede tomar muchas formas, aunque siempre gira en torno a elementos comunes: perder objetivos vitales, dejar de verle sentido al futuro, no disfrutar de hacer lo que antes te hacía feliz. Como decimos los psicólogos, “las emociones se quieren mucho a sí mismas”. Y es que nuestras emociones tienen el poder de volverse contra nosotros, de crecer hasta el punto de hacernos pensar que somos ellas, y ellas nosotros. Pero hay salida.


    Lo primero que haríamos en terapia sería identificar aquello por lo que sufres, para más adelante enseñarte lo que sabe la psicología y trabajar las habilidades que necesitarás para hacerle frente. Obtendrás las herramientas para hacerle frente a las situaciones difíciles futuras, y ganarás autoestima y la sensación de que vuelves a tomar las riendas de tu vida. Por eso, quiero que sepas que estoy dispuesto a ayudarte y que volver a sentir conexión con tu vida no es solo posible, sino que es lo que mereces.

    Es posible volver a sentirse bien

    El objetivo principal de cualquier terapia es ganar calidad de vida y que vuelvas a sentirte bien. Un estado constante de apatía puede implicar mucho sufrimiento y un círculo del que es difícil salir. La depresión tiene tratamiento y podemos ayudarte.

    ¿Cómo puedo pedir cita?


    Formulario de contacto

      ¿Quién soy?

      foto camisita

      ¡Encantado! Me llamo Álvaro, Psicólogo General Sanitario y terapeuta de Nauta Psicología.

      Siempre me ha interesado el comportamiento humano. Crecí observando todo lo que ocurría a mi alrededor, y por eso me matriculé en Psicología. No sabía qué podía encontrar. Elegí bien: me fascinó el trabajo con los pacientes y cómo sus vidas mejoraban gracias a la terapia.

      Actualmente trabajo con distintos problemas: ansiedad, depresión, problemas de autoestima, trastorno de la conducta alimentaria, dependencia emocional, adicciones… Todos ellos tienen en común el sufrimiento humano. Mi trabajo en terapia se centra en identificar esas cosas que te hacen sufrir, trabajarlas para que dejen de tener las riendas de tu vida, y que puedas realizarte como persona.

      Espero que esta página web te transmita esa pasión que siento por la psicología y te veas reflejado/a en lo que escribo. Si decides dar el paso, me encantaría que trabajáramos juntos para que empieces a vivir tu vida al máximo.

      Preguntas frecuentes

      La primera sesión se destina a formar una relación de confianza, donde además te explicaremos nuestro modelo de trabajo y las características del proceso de terapia. Después, comenzará el proceso de evaluación en el que exploraremos exhaustivamente la situación personal y el motivo de consulta. Con esa información, elaboraremos una presentación del problema para que visualices los elementos que juegan un papel importante en cada caso, y de qué manera podríamos trabajarlos..

      Se trata de una pregunta difícil de contestar, ya que en cada caso encontramos una multitud de factores que influyen: cronicidad del problema, grado de implicación, contexto personal, etc. Sin embargo, en Nauta Psicología el objetivo es la autonomía personal, por lo que cuando se hayan cumplido los objetivos lo señalaremos de forma transparente. Así nos aseguramos de evitar las consecuencias negativas de un tratamiento demasiado largo.

      En la mayoría de los casos, pautamos practicar alguna habilidad o lo aprendido en consulta en situaciones de la vida cotidiana. Esto es esencial para que se produzcan cambios reales y duraderos en la vida de las personas, ya que de otra manera corremos el riesgo de que los objetivos que proponemos en la terapia no se materialicen fuera de esta. Sin embargo, somos conscientes de que el cambio muchas veces es difícil, por lo que las pautas estarán adaptadas y serán lo más asequible posible.

      Cuando se han alcanzado los objetivos, comienza el periodo de seguimiento. En las fases finales del proceso, las sesiones se espacian de manera progresiva en el tiempo para dar la oportunidad a la persona de hacer frente, con lo aprendido en terapia, a los obstáculos de la vida. En este punto, encontramos dos casos: podemos hacer frente a esos problemas o, por el contrario, necesitamos consolidar los aprendizajes. Ambos casos son normales durante el proceso, por lo que estaremos ahí para ser esa «red de apoyo» si fuera necesaria.

      Los psicólogos tenemos la obligación deontológica de ser confidenciales con toda la información compartida en consulta. En Nauta Psicología seguimos todas las directrices marcada por la Ley de Protección de Datos, por lo que estás a salvo con nosotros.