Terapia para la Autoestima en Alcalá de Guadaíra

Aprende a quererte mejor y consigue tus metas personales. Deja tus datos si estás convencido/a de dar el paso.

    Autoestima, ¿red de apoyo o tela de araña?

    La autoestima es una red tejida a partir de nuestros aprendizajes a lo largo de la vida. Mensajes de «valer poco» durante la infancia, bullying en años escolares, una gran exigencia, o habilidades sociales no desarrolladas, entre otros, son ejemplos de circunstancias que pueden distorsionar nuestra imagen de nosotros mismos. En el largo plazo, puedes notar que afectan a cómo te ves a ti mismo/a y al valor que te das como persona. Esto puede tener consecuencias duraderas en nuestra vida:

    • No tomas oportunidades beneficiosas por miedo a no ser suficiente.
    • No sueles expresar tu opinión o cómo te sientes. A veces, ya ni siquiera lo sabes.
    • Piensas que las cosas buenas han ocurrido por suerte y que son improbables, mientras que las cosas malas son tu culpa.
    • Estás constantemente atento/a a la opinión de los demás, incluso por encima de la tuya propia.
    • Te sientes estancado/a en la monotonía y hace tiempo que no tienes objetivos vitales.

    Si te sientes identificado/a, puede ser que alguna vez hayas acudido a libros de autoayuda y/o a publicaciones en redes sociales que prometen una autoestima sana a sus lectores, pero no notas un cambio real. Entonces, ¿se puede trabajar la autoestima?

    La respuesta es sí, pero nunca hay una receta mágica. La autoestima se compone de los pensamientos y los sentimientos hacia nosotros mismos, pero también de las cosas que hacemos y que nos sentimos capaces de hacer. La realidad es que no hay una sola autoestima: cada persona tiene sus objetivos y sus valores vitales, así que no hay dos autoestimas iguales.

    Un tratamiento personalizado basado en tus propios miedos, inseguridades y preocupaciones es el camino para empezar a construir una autoestima sana.

    pexels daria shevtsova 1831236

    Podrás empezar a construir una visión positiva de ti mismo/a que te impulse hacia la vida que quieres

    Es posible volver a sentirse bien

    El objetivo principal de cualquier terapia es ganar calidad de vida y que vuelvas a sentirte bien. La autoestima se construye con nuestras acciones y pensamientos en el día a día. Podemos ayudarte en tener una relación sana contigo mismo/a.

    ¿Cómo pido cita?


    Formulario de contacto

      ¿Quién soy?

      foto camisita

      ¡Encantado! Me llamo Álvaro, Psicólogo General Sanitario y terapeuta de Nauta Psicología.

      Siempre me ha interesado el comportamiento humano. Crecí observando todo lo que ocurría a mi alrededor, y por eso me matriculé en Psicología. No sabía qué podía encontrar. Elegí bien: me fascinó el trabajo con los pacientes y cómo sus vidas mejoraban gracias a la terapia.

      Actualmente trabajo con distintos problemas: ansiedad, depresión, problemas de autoestima, trastorno de la conducta alimentaria, dependencia emocional, adicciones… Todos ellos tienen en común el sufrimiento humano. Mi trabajo en terapia se centra en identificar esas cosas que te hacen sufrir, trabajarlas para que dejen de tener las riendas de tu vida, y que puedas realizarte como persona.

      Espero que esta página web te transmita esa pasión que siento por la psicología y te veas reflejado/a en lo que escribo. Si decides dar el paso, me encantaría que trabajáramos juntos para que empieces a vivir tu vida al máximo.

      Preguntas frecuentes

      La primera sesión se destina a formar una relación de confianza, donde además te explicaremos nuestro modelo de trabajo y las características del proceso de terapia. Después, comenzará el proceso de evaluación en el que exploraremos exhaustivamente la situación personal y el motivo de consulta. Con esa información, elaboraremos una presentación del problema para que visualices los elementos que juegan un papel importante en cada caso, y de qué manera podríamos trabajarlos..

      Se trata de una pregunta difícil de contestar, ya que en cada caso encontramos una multitud de factores que influyen: cronicidad del problema, grado de implicación, contexto personal, etc. Sin embargo, en Nauta Psicología el objetivo es la autonomía personal, por lo que cuando se hayan cumplido los objetivos lo señalaremos de forma transparente. Así nos aseguramos de evitar las consecuencias negativas de un tratamiento demasiado largo.

      En la mayoría de los casos, pautamos practicar alguna habilidad o lo aprendido en consulta en situaciones de la vida cotidiana. Esto es esencial para que se produzcan cambios reales y duraderos en la vida de las personas, ya que de otra manera corremos el riesgo de que los objetivos que proponemos en la terapia no se materialicen fuera de esta. Sin embargo, somos conscientes de que el cambio muchas veces es difícil, por lo que las pautas estarán adaptadas y serán lo más asequible posible.

      Cuando se han alcanzado los objetivos, comienza el periodo de seguimiento. En las fases finales del proceso, las sesiones se espacian de manera progresiva en el tiempo para dar la oportunidad a la persona de hacer frente, con lo aprendido en terapia, a los obstáculos de la vida. En este punto, encontramos dos casos: podemos hacer frente a esos problemas o, por el contrario, necesitamos consolidar los aprendizajes. Ambos casos son normales durante el proceso, por lo que estaremos ahí para ser esa «red de apoyo» si fuera necesaria.

      Los psicólogos tenemos la obligación deontológica de ser confidenciales con toda la información compartida en consulta. En Nauta Psicología seguimos todas las directrices marcada por la Ley de Protección de Datos, por lo que estás a salvo con nosotros.